María de Pascual. Miembro de la Junta Directiva de JOCAEX

Jóvenes concienciados con la situación que atraviesa el país, el mundo rural y la caza en particular, jóvenes con ganas de compromiso por el relevo generacional, y los mismos que en un mundo paralelo trabajan para encontrar alternativas profesionales para no verse en la obligación de emigrar, cuidando y reivindicando las zonas rurales. Son más de mil perfiles los que alberga la entidad, pero no hay baremos para tomar muestra del número de jóvenes que buscan a diario un último recurso para no tener que salir de Extremadura, y de sus pueblos. JOCAEX considera la caza como una herramienta de gestión para crear lazos de unión entre juventud rural y medio natural, un binomio que una vez alcanzado perdurará en las raíces más intrínsecas de todo `vecino del pueblo´. Actualmente JOCAEX cuenta con varias líneas de trabajo abiertas. El primer proyecto en ver la luz en este desolado 2020 fue JOCARed, una nueva red de colaboradores que pretende incluir a esos perfiles más activos, y que se ven con el compromiso moral de trabajar por el relevo generacional en la caza. Este compromiso es el único secreto para que todo siga hacia adelante, para que no nos sigan comiendo terreno y para que demostremos al mundo que los jóvenes venimos pisando fuerte. Tenemos la oportunidad de enseñar nuestros valores colaborando con ‘Morralero por un día’, que ha sorprendido gratamente. Este es quizás el verdadero significado que tiene para cada uno de nosotros la caza, el recuerdo de un día de campo con algún compañero con amigos, con familiares,y un sin fin de perfiles que hacen de la caza un entorno accesible para todos y todas. Es como mínimo lo que pretende esta familia llamada JOCAEX.