Extremadura es la comunidad autónoma donde la caza cuenta con más apoyo y reconocimiento ciudadano. Así lo confirma el estudio ‘Opiniones y actitudes de la sociedad ante la caza en Extremadura’ elaborado por la consultora GAD3 para Fundación Artemisan y que ha sido presentado hoy al presidente de la Junta de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, por los presidentes de la Fundación Artemisan, José Luis López-Schümmer, y de la Federación Extremeña de Caza, José María Gallardo.

En concreto, casi el 70 % de los habitantes de Extremadura considera la caza una actividad necesaria, y el 62,2 % cree que la actividad cinegética es generadora de empleo en el medio rural. El 70 % de la población extremeña cree que la caza contribuye a la actividad económica del medio rural, el 65% opina que es positiva para el entorno rural en su conjunto, casi el 60 % considera que favorece la protección del medioambiente y el 57 % cree que es positiva para la conservación de la biodiversidad. Todas estas cifras se encuentran por encima de la media española y encabezan las valoraciones de la actividad cinegética en las distintas Comunidades Autónomas, según el informe de GAD3.

Por otra parte, el 77,5 % de los encuestados está a favor de utilizar la caza como herramienta de control de poblaciones, mientras que solo un 16,3 % se muestra en contra de ello. Además, en Extremadura, el 56 % de la población tiene muy buena o buena imagen sobre la labor de los cazadores en España.

A todo esto se suma que en Extremadura el 65 % de la población asegura no estar dispuesta a pagar más impuestos para que sea la Administración Pública la que se encargue de controlar las poblaciones de fauna silvestre, una opinión mayoritaria en todo el territorio español.

Para casi el 70% de los extremeños la caza sirve para evitar que animales se adentren en núcleos urbanos y más del 66 % cree que es útil para prevenir daños a cultivos. Para más del 65 % de los encuestados, la caza controla el exceso de poblaciones animales salvajes y para un 61,2 % contribuye a la conservación del medioambiente.

Más del 55 % de la población de Extremadura opina que la caza reduce el número de accidentes en carreteras y evita enfermedades del ganado que pueden transmitir a los hombres. Para el 40,8 % es una vía de abastecimiento de alimentos.

Asimismo, la mitad de los extremeños considera que los cazadores contribuyen a la protección de animales y a la conservación del medioambiente y, además, considera que lo hacen por encima de los partidos políticos y de la sociedad en su conjunto.

El presidente de la Fundación Artemisan, José Luis López-Schümmer, ha explicado que los resultados de este estudio demuestran “el apoyo social que tienen la caza y los cazadores en Extremadura”, algo que debe tenerse en cuenta y trasladarse, ha añadido, “a los centros políticos de toma de decisiones”. Y es que, ha apostillado, estos datos demuestran que los movimientos que atacan esta actividad “responden a determinados intereses minoritarios dentro la sociedad.

Por su parte, el presidente de la Federación Extremeña de Caza, José María Gallardo, ha destacado la importancia de un informe que “deja claro el respaldo de los extremeños a la actividad cinegética” y, además, “un gran conocimiento de cuál es el trabajo que realizan día a día los cazadores en una región en la que el 85% del territorio tiene la calificación de coto de caza”. Gallardo se ha mostrado “satisfecho” y ha avanzado su disposición a seguir trabajando para aumentar, aún más, el conocimiento y el apoyo a la caza en Extremadura.

DESCARGA EL INFORME COMPLETO DE GAD3 EN EXTREMADURA

INFORME NACIONAL DE GAD3