La Federación Extremeña de Caza ha criticado hoy, en el seno del Consejo Extremeño de Caza, la falta de avances en el sector en los últimos meses.

Y es que hace ya cinco meses FEDEXCAZA presentó a la Junta un Plan de Activación del sector cinegético avalado por 17 entidades representativas del mundo rural, y en este tiempo “no se ha avanzado nada sobre ese documento”.

Asimismo, y pese a la insistencia de esta entidad aún no se han pagado las ayudas a cotos publicadas desde 2018.

Otro ejemplo de esta situación es la del reglamento de la Ley de Caza. Hace ahora un año la Junta de Extremadura anunciaba la creación de una comisión para el desarrollo reglamentario de la Ley, pero lo cierto es que esta comisión no se ha reunido ni una sola vez “y ahora nos encontramos con que 12 meses después no se trae al Consejo Extremeño de Caza ni siquiera una propuesta”, ha señalado el presidente de FEDEXCAZA, José María Gallardo. Hoy mismo la Junta ha puesto fecha a la reunión de esa comisión para abordar la elaboración del reglamento.

En esta línea, esta misma semana la Federación ha presentado a la Junta un nuevo documento que vuelve a avalar la necesidad de controlar las poblaciones de jabalíes con modalidades como el jabalí al salto, que ya está contemplada en la ley y que está a la espera del reglamento para poder desarrollarse en Extremadura.

Por otra parte, tanto FEDEXCAZA como Jóvenes Cazadores Extremeños (JOCAEX) han pedido al Gobierno regional una apuesta decidida por la modernización y digitalización de la administración en todo lo relacionado con el sector cinegético, ya que “hay miles de personas que podrían realizar trámites telemáticos o gestionar la presentación de partes de resultados”, ha apuntado Gallardo.

La Federación Extremeña de Caza también ha solicitado a la Junta de Extremadura que declare la caza como actividad esencial en el caso de que se declare de nuevo el Estado de Alarma o el confinamiento de parte de la región. Gallardo ha recordado que “la paralización de la caza en plena temporada supondría un desastre ecológico, económico y sanitario”, como ya se puso de manifiesto durante el anterior Estado de Alarma.

Por último, desde la Federación Extremeña de Caza se ha valorado muy positivamente el compromiso que se ha mantenido en la Administración durante momentos muy complicados del estado de alarma.