La Federación Extremeña de Caza ha lanzado una nueva campaña de acercamiento a la actividad cinegética. Así, se están instalando hasta 16 vallas publicitarias en puntos estratégicos de Badajoz, Cáceres, Mérida y Don Benito.

El objetivo es trasladar a la sociedad en general cuáles son los verdaderos valores de la caza, relacionados con la mejora de hábitats y ecosistemas, aumento de la biodiversidad y del desarrollo rural, muy alejados de la imagen que intentan trasladar desde los movimientos anticaza. De esta forma FEDEXCAZA intenta llegar a una sociedad a la que desde sectores ecologistas y animalistas, con el apoyo de determinadas opciones políticas minoritarias, se ofrece una imagen distorsionada basada en informaciones falsas que tienen como único objetivo acabar con la caza en España.

Ante esto, FEDEXCAZA destaca los valores reales de la actividad cinegética con campañas como esta, que se pone en marcha por segunda vez en Extremadura. En este caso se distribuyen dos mensajes. En uno de ellos se observa a una niña y a un lince acompañados del lema “Nacidos y protegidos en zonas de Caza. El mundo rural es así”. La segunda valla contiene el siguiente mensaje: “La biodiversidad es frágil. Los cazadores la conservan. Forma parte del colectivo que más invierte en conservación de la naturaleza”.

Y es que, tal y como ha demostrado una reciente encuesta realizada por GAD3 para la Fundación Artemisan, la mayoría de los españoles considera la caza como una actividad necesaria y cree que tiene un impacto positivo en la actividad económica del medio rural y en el medio rural en su conjunto. Además, gran parte de la población cree que contribuye a la protección del medioambiente y a la conservación de la biodiversidad animal. Entre los principales resultados de ese estudio destaca que más del 60 % de los españoles coinciden en que no están dispuestos a pagar más impuestos para que la Administración Pública se haga cargo del control de poblaciones de fauna silvestre y el 71 % de los encuestados se posiciona a favor de utilizar la caza para llevar a cabo ese control.

Además, la Federación quiere implicar en la campaña a los propios cazadores extremeños, por lo que les anima a hacerse ‘selfies’ con las vallas para publicarlas en sus Redes Sociales etiquetando a FEDEXCAZA (puede ser en Twitter, Facebook o Instagram). Posteriormente, en octubre se premiarán las mejores imágenes de entre las recibidas.

El presidente de FEDEXCAZA, José María Gallardo, ha destacado que es imprescindible seguir trabajando para llegar a una amplia parte de esa sociedad no cazadora “que está siendo intoxicada permanentemente por los sectores que quieren acabar con la caza y que no dudan en mentir, en manipular o incluso en inventarse noticias para dañar la imagen de los cazadores”. Frente a esto, añade, la Federación se centra en “poner en valor los valores de la actividad, como principal sector inversor en la conservación del medio ambiente, como generadora de empleo y riqueza en las zonas rurales y, sobre todo, como colectivo plenamente comprometido con la gestión y la mejora de nuestros ecosistemas y con la conservación y recuperación de especies”.

A esto se suma el intenso trabajo que realiza el sector contra el furtivismo, un grave problema que daña la imagen de la caza y que supone una importante traba a todo el esfuerzo realizado por los propios cazadores en materia de gestión y de conservación.