La Federación Extremeña de Caza, gracias al apoyo recibido de la Diputación de Cáceres, desarrolla en la provincia cacereña diferentes líneas de actuaciones dirigidas al fomento, divulgación y promoción de la actividad deportiva cinegética en todas sus variantes.

Así, la estrecha colaboración entre ambas entidades permite el desarrollo del deporte base en las zonas más rurales, y por ende con menos oportunidades de la región, así como la viabilidad de todo tipo de pruebas de carácter local y regional donde solo en esta temporada, a pesar del impacto de la pandemia, se ha contado con más de 500 participaciones deportivas. Localidades como El Gordo, Valencia de Alcántara, Jaraíz de la Vera y Santa Cruz de Paniagua han sido escenarios de eventos deportivos que conforman el calendario de actuaciones.

En el marco de este acuerdo –y antes de que la situación sanitaria obligase a suspender el calendario de competiciones- también se desarrolló en el mes de enero el Campeonato de Extremadura de Becadas, celebrado en Cilleros y en el que se impuso José Antonio Coco Boza, de la Sociedad Local de Cazadores ‘San Antonio y Santa Marta’, de Trasierra.

Al mismo tiempo, los más de 13.000 cazadores y deportistas de la provincia de Cáceres federados en la Federación Extremeña de Caza, cuentan con la posibilidad de tener a su disposición un asesoramiento técnico, cualificado y profesionalizado, para tantas consultas como requieran, algo que ha sido especialmente importante para afrontar con garantías los últimos meses. Para ello se cuenta con una oficina de FEDEXCAZA ubicada en Navalmoral de la Mata.

Se hace más necesario que nunca mantener los compromisos desde las entidades para servir los recursos que se demandan, y es por ello que atendiendo a la responsabilidad que merece la situación provocada por el COVID19, la Federación Extremeña de Caza y la Diputación de Cáceres no han cesado en la consecución de actividades por séptima anualidad consecutiva.