La fatiga como factor determinante en las jornadas de caza

La Caza existente en España, como actividad motriz que es y, en mayor o menor medida, va a demandar unos requerimientos físicos concretos, al margen de otros requisitos de tipo social y psicológico propios de cada modalidad (Gamonales y León, 2014; Gamonales, 2015 y Gamonales y León, 2015a y 2015b). Teniéndose en cuenta los resultados de las distintas investigaciones y afirmaciones, se recomienda a los cazadores realizar una preparación física para cada modalidad de caza. La preparación física del cazador requiere que sea antes, durante y después de la temporada de caza. Al igual que en cualquier otra modalidad deportiva, la preparación física del cazador vendrá determinada por una serie de variables que condicionarán su entrenamiento: necesidades de los cazadores (objetivos, aspiraciones, etc.), características antropométricas del cazador (talla, peso, composición, etc.), período del año (antes, durante o final de la temporada), modalidad físico-deportiva que se practique (Caza Mayor o Caza Menor) así como tipos de esfuerzos que demanda cada disciplina y valoración del entrenamiento (Gamonales y León, 2015c).

Por lo tanto, se puede decir que una correcta preparación física del cazador contribuirá a desarrollar los niveles de condición física (fuerza, velocidad, resistencia y flexibilidad) a través de la práctica de una actividad física-deportiva moderada; la cuál no implicará directamente una mejora en el rendimiento, considerando éste como el número total de piezas capturadas, pero sí permitirá mejorar la satisfacción obtenida tras la Jornada de Caza; contribuirá a la prolongación y mejora de la calidad de vida de los cazadores, a través de beneficios fisiológicos, psicológicos y sociales (Gamonales y León, 2015c); y además, evitará la aparición de la fatiga durante o después de la práctica físico-deportiva de la Caza.

Entendiéndose la fatiga como un “conjunto de cambios que experimenta nuestro organismo cuando se encuentra sometido a condiciones extremas de sobreentrenamiento o bien cuando no estamos habituados aun tipo de trabajo con una intensidad concreta e intentamos superar nuestro propio límite de esfuerzo” (Rodríguez y Núñez, 2010). Por lo tanto, se puede definir la fatiga en la práctica físico-deportiva de la caza como aquella sensación, agotamiento o incapacidad que tendrá un cazador para seguir generando un nivel de fuerza o una intensidad durante o después de la práctica de cualquier modalidad de caza.

Existen varias causas que conducen a la fatiga: exceso de trabajo físico durante la Jornada de Caza superando los límites de tolerancia bien sea por elevados volúmenes o cargas intensas, falta de descansos o periodos de recuperación durante la práctica cinegética e incluso por una alimentación e hidratación incorrecta e insuficiente, todo ello llevará a una serie de estados, carencias y alteraciones de carácter fisiológico (fatiga física), metal (perdida de atención y concentración), sensorial (disminución en la percepción visual, auditiva o táctil) y emocional (alteración de los estímulos emocionales necesarios para alcanzar el rendimiento óptimo). Por lo tanto, se puede decir que la fatiga puede ser un factor determinante a la hora de finalizar nuestras Jornadas Cinegéticas. Todo ello, por la falta de preparación deportiva del cazador.

Gamonales, J. y León, K.
Facultad de Ciencias del Deporte (Cáceres)

Referencias bibliográficas.

Gamonales, J. (2015).Valoración de la flexibilidad en cazadores españoles. XI Congreso Internacional de Ciencias del Deporte y la Educación Física. Seminario Internacional de Nutrición, Medicina y Rendimiento Deportivo. Pontevedra. 7, 8 y 9 de Mayo de 2015.
Gamonales, J. y León, K. (2014). La caza en España. Las capacidades físicas del cazador. Universidad de Extremadura. Cáceres.
Gamonales, J. y León, K. (2015a). “Aspectos psicológicos que influyen en la caza como práctica físicodeportiva: atención y concentración”. Revista Digital CazaFederada. 35:18
Gamonales, J. y León, K. (2015b). “La ansiedad en la práctica físico-deportiva de la caza”. Revista Digital CazaFederada. 36:18
Gamonales, J. y León, K. (2015c). “La preparación física del cazador”. Revista Caza y Safari.
Rodríguez, M. y Núñez, A. (2010). Aproximación teórica sobre la fatiga y el sobreentrenamiento. Revista Digital. 149

2015-09-01T00:00:00+00:001 septiembre, 2015|José Martín Gamonales|0 Comments

Leave A Comment