La Federación Extremeña de Caza ha nombrado a Luis López como nuevo delegado de Field Target una vez que en la última Asamblea General de la entidad se aprobó la puesta en marcha de esta nueva modalidad en la región.

Luis López tiene 48 años y es ingeniero agrónomo. Sus principales aficiones son la caza menor (principalmente con perro y la torcaz con cimbel) y el tiro con carabina de aire. Practica el Field Target desde 2011 y ha participado en la mayoría de las competiciones de la modalidad que se han llevado a cabo en España. Además, ha asistido a varios campeonatos tanto europeos como mundiales, en varias ocasiones como integrante del equipo español y cosechando numerosos éxitos.

Sobre el Field Target

El Field Target es una especialidad deportiva con informe favorable del Consejo Superior de Deportes (CSD) para ser amparada bajo la Real Federación Española de Caza (RFEC) con fecha 11 de junio de 2018, siendo su reglamento una adaptación a los requerimientos de este CSD.

El Field Target nace como simulación de la caza y constituye una alternativa a la misma. La competición se desarrolla con carabinas de aire comprimido de menos de 24,2 julios a lo largo de un recorrido en campo abierto, en plena naturaleza, en el que los tiradores divididos en escuadras han de derribar una serie de blancos, pequeñas siluetas metálicas fijas cuya forma normalmente simula especies cinegéticas colocadas en su entorno natural y a distintas distancias desconocidas para los tiradores, que cuentan con un visor telescópico como ayuda para calcular esas distancias y corregir el tiro.

Dentro de esta modalidad hay dos tipos de competiciones.

En Field Target Libre la posición de disparo más utilizada es la de sentado en el suelo, aunque hay puestos de tiro en los que obligatoriamente hay que afrontarlos en la posición de rodillas o de pie, y los blancos se sitúan entre los 9 y los 50 metros, estando prohibido el apoyo del tirador en cualquier elemento. El equipamiento apenas tiene restricciones y es posible manipularse la regulación de los elementos del equipamiento en cada disparo.

En cuanto a Field Target Hunting, la posición de disparo habitual es la de tumbado y también tiene algunos puestos obligatorios de rodillas o de pie, los blancos se sitúan entre los 8 y los 40 metros, pudiendo el tirador apoyarse para estabilizar el arma en una estaca o elemento denominado “testigo”. El equipamiento tiene restricciones en cuanto a tamaños y no es posible la regulación de la mayoría de los elementos del equipamiento una vez se ha realizado el primer disparo.