¿Cómo prevenir la fatiga durante la práctica físicodeportiva de la caza?

Durante las Jornadas de Caza, es necesario que los cazadores tomen medidas de precaución de inmediato ante la aparición de cualquier síntoma de fatiga para evitar posibles problemas. Por lo tanto, se recomienda:

– Bajar el ritmo e intensidad del esfuerzo durante la práctica físico-deportiva de la caza, principalmente en aquellas modalidades cinegéticas que implican “largas caminatas” como la caza con galgos, caza al salto, etc.

– Tomar algún tipo de complemento ergogénico que estabilice los niveles homeostáticos (alimentación rica en hidratos de carbono, bebidas con sales minerales, etc.)

– Hacer descansos para facilitar la recuperación.

– Aplicar técnicas de relajación.

– Evitar el consumo de tabaco y alcohol.

La fatiga puede ser un factor determinante a la hora de finalizar con satisfacción nuestras Jornadas Cinegéticas. Todo ello puede tornarse en insatisfacción por una falta de preparación deportiva. Es necesaria la preparación física del cazador y se requiere que se realice antes, durante y después de la temporada de caza (Gamonales y León, 2014 y Gamonales y León, 2015). Al igual que en cualquier otra modalidad deportiva, la preparación física del cazador vendrá determinada por una serie de variables que condicionarán su entrenamiento:

– Necesidades de los cazadores: objetivos y aspiraciones como cazador; si compite o no, a qué nivel (regional, autonómico, nacional, internacional) o simplemente práctica su modalidad deportiva por afición, pasatiempo, opción turística y cinegética, forma recreativa de emplear el tiempo libre u opción laboral,…

– Características antropométricas del cazador (talla, peso, composición corporal, etc.)

– Período de temporada: antes (período preparatorio o pre-caza), durante (período de caza) o final de la temporada (período sin caza).

– Modalidad físico-deportiva que se practique (Caza Mayor o Caza Menor) así como tipos de esfuerzos que demanda cada disciplina.

– Control y valoración del entrenamiento. Análisis del control de entrenamiento y su comparación con el diagnóstico inicial para conocer el grado de evolución de las variables evaluadas.

Por lo tanto, la preparación física del cazador será el conjunto organizado y jerarquizado de los procedimientos de entrenamientos (Gamonales y León, 2015) cuyo objetivo será: Ampliar, desarrollar y contribuir a los beneficios fisiológicos, psicológicos y sociales del cazador; independientemente si el cazador compite o no en los distintos campeonatos existentes.

Gamonales, J. y León, K.

Facultad de Ciencias del Deporte (Cáceres)

Referencias bibliográficas.

GAMONALES, J. y León, K. (2014). La caza en España. Las capacidades físicas del cazador. Universidad de Extremadura. Cáceres.

GAMONALES, J. y León, K. (2015). “La preparación física del cazador”. Revista Caza y Safari.___ 367: 47-51.

2016-01-07T12:44:19+00:007 enero, 2016|José Martín Gamonales|0 Comments

Leave A Comment