Arcaico, rustico, áspero, duro, fuerte, corajudo, sufrido, rápido, resistente, temperamental, con lengua, con vientos, con dicha, “inteligente”, sano, codicioso, con ardor reproductivo. Todas estas características son inherentes al perro de rehala por excelencia: al Podenco Andaluz.

Eso pienso del Podenco Andaluz, el del país, el podenco polivalente,  el perro que, como diría mi amigo José Luis Robledillo: “Donde no hay caza, se la inventa”. En los terrenos más duros, en las sierras mas escarpadas, en las condiciones climáticas más desfavorables donde otras razas ceden, el podenco de forma incesante y tenaz continuara cazando.

No puedo ni quiero reprimir la necesidad de dar mi opinión sobre, mis pareceres, en esto de los perros de rehala. Cuando leo y escucho auténticas necedades sobre razas primitivas, que no se ajustan en absoluto a la identidad diferencial como razas que las hace únicas.

Vaya por delante una consideración: el Podenco por primitivo , puede considerarse perfectamente una “ subespecie” del lobo, absolutamente diferencial del resto de razas y, por sus instintos primarios ( rayando lo ancestral) podría sobrevivir sin la participación, ni colaboración humana en plena libertad, siendo absolutamente suficiente.

Cuando leo aseveraciones categóricas de algunos dueños de rehala, que no perreros, se me abren las carnes. Conceptos absolutamente manipulados, errados, falaces, que se envuelven en la capa de la pureza conseguida a través de la endogamia. Me mataría de la risa, si no me apenasen de forma y manera profunda. Afirmaciones, extendidas por otra parte, como: el Podenco como raza es delicado, el Podenco no aguanta dos jornadas de Caza, por que se entrega a muerte en cada una de ellas, el Podenco no cría bien, el podenco de rehala sufre disciplina por desgaste, el Podenco…… estas afirmaciones no son más que la confirmación de un colosal fracaso en proceso selectivo. Mal endémico, por otra parte, de las razas españolas.

EL PODENCO ACTUAL

¿ Es el podenco actual el mejor podenco de la historia?.

En mi opinión: morfológicamente  puede, en el campo de ninguna manera. El primer problema que nos asalta es el saber que es un podenco y cuál es el bueno para montear. Podenco Andaluz, Podenco Campanero, Orito, Boca Negra, Paternero, Canario, Ibicenco, “Valdueza” ….. Si tuviese que decantarme por uno, sin duda, sería el Podenco Andaluz, y me explico: por el aislamiento de las islas es obvio que existen caracteres diferenciales de la morfología y forma de cazar particular y peculiar de cada uno de los podencos representativos de las islas. El resto de Podencos, incluso el maneto, son producto y resultado de cruces, o bien de la presión selectiva. Siendo todos parte de un todo que es el Podenco Andaluz, es decir: el Podenco Andaluz es la matriz y el resto de podencos “subtipos”, tocados de Mastín, Terrier, Pastor Belga etc., en mayor o menor medida. Supongo que algún purista del Campanero, del Paternero, o del Boca Negra, se rasgara las vestiduras y tirara de referencias históricas para justificar la “pureza” y “antigüedad” de sus razas sin gota de macula. MIAU.

¿El argumento anterior desmerece la capacidad y calidad del trabajo de estos podencos? En absoluto, el más en algunos aspectos resulta ser mejorante.

Ahondaré más: el Podenco Andaluz actual es caricatura del Podenco funcional, polivalente y total que fue. Presentando muchos de los Podencos “pinceles” taras que y, de forma irredenta, les incapacita para el trabajo funcional o reproductivo. Los Podencos “pinceles” son los que por su belleza parecen sacados de un  cuadro pintado por el mismísimo Sr Aguayo.

¿CRUZADOS O PUROS PARA MONTEAR?

Sin duda ninguna, si los”puros” (auténticos especialistas) son muy buenos, completos, y sanos: puros.  Y me da igual si son Campaneros, Paterneros o Ibicencos. Si son muy buenos, al campo.

Como la circunstancia descrita en el párrafo anterior, es decir: “puros, completos y muy buenos, a día de hoy”, es casi inexistente. Sin duda y, para montear, sobre todo en manchas cochineras: cruzados.

La proporción de “sangre” de podenco en los cruzados tendrá que ser necesariamente alta, dicho esto, los tocados en tres sangres de Podenco, mastín, y unas gotas de sabueso, sea Grifón, Sabueso Español, Azul, Anglo etc., dan unos resultados excelentes.

¿Se puede hacer raza de los cruzados? Es obvio que sí. Claro ejemplo: Valduza,  Naveños, Paternas etc. Y sin llegar a crear raza, en muchos enclaves de tradición cinegética existen líneas de cruzados que le dan “papas” a castas puras de renombre donde quiera que monteen, sean las manchas cochineras, de cervuno, de muflones, de zorros, zorras, tejones, o chinchillas.

En mi opinión pensar que los perros que integran las rehalas de “pueblo”, cazan y son extraordinarios por que conocen los encames, las querencias y, que solo lo hacen de forma sobresaliente por esa razón, es una mamarrachada.

Pondré un ejemplo práctico:  para vivir y trabajar sin exigencias, ni presiones en Siberia, Alaska, Canadá etc, Huskys y Malamutes, para ganar competiciones de alto nivel , Mushing y tiro de trineo en campo: Alascanos.

Un Alascano es básicamente un cruzado de Nórdico con Hound (Bracos, Pointer etc).

DUEÑOS DE REHALA Y PERRERO

En muchos casos es lo mismo, es decir, muchos propietario de rehala son los perreros que entran a montear con sus perros, alquilando sus servicios. Estos profesionales de la rehala, por norma, le dedican a sus perros muchas horas de trabajo y en no pocas ocasiones, dinero de su bolsillo.

Para ser perrero básicamente te tiene que apasionar el campo, los perros, y las caza. Trabajo durísimo y en muchos casos, a ojos de monteros y orgánicos necios, ingrato.

La planificación de camadas, la manutención, la desparasitación, vacunación, la limpieza, los cuidados y atenciones a los perros heridos y cosidos por el mismo perrero, todo cae en las mismas costillas. El perrero que siente su rehala es un romántico, que enamorado de sus perros le dedica la mitad de su vida.

El matiz diferencial entre un perrero dueño de su rehala y un dueño de rehala con perrero es conceptual. El dueño de rehala con perrero la sostiene para  cazar de puesto, mientras su perrero bate monte. De tal forma que, donde montee su rehala, el acudirá a su puesto.

Puede que en algunos estratos sociales ser propietario de rehala incluso  de cierto “cache”. y si tiene solera, ya ni te cuento, aún cuando la calidad funcional de esa recova sea deficiente.

Lo resumo. El perrero dueño de rehala caza por afición, y su dedicación es total, todos los días del año. Y esa dedicación va, desde la planificación de las camadas, hasta la retirada diaria de las mierdas de sus perros. El dueño de rehala que tiene perrero caza de forma interesada para él, y dedica a su rehala el tiempo justo para sacarle rendimiento y, en muchos casos, por una cuestión puramente social y clasista, le dedica a su rehala, mucho “pijerio”.

LOS DE AGARRE

Indispensables, incontestables. Esa es mi opinión. Algunos despectivamente les llaman “chatitos”. Y castigan su existencia con dureza pensando que cazan y agarran al socaire de los podencos. Necios, eso es lo que yo opino de los que de esa forma pueril opinan.

Los de presa son una línea más en la composición de una rehala equilibrada. Son la defensa, el recurso ultimo para desemplazar una guarraco que, desde la atalaya de la fiereza, del poder físico, presenta sus cojones y reclama perros para degollar o sacarle las tripas. Hay, en ese pleito, están los de agarre. Los cojones que presenta el guarro, por los cojones de los Alanos, Dogos, Bóxer o Mastines.

Guarraco fiero que abandona la plaza o cae agarrado matando y muriendo. Los podencos expectantes, latiendo de parado, pellizcando, hostigando, una collera de Alanos de cuero muchas veces abierto y remendado, se agarran al puerco con total desprecio por su vida, los podencos que expectantes estaban, aprovechan la ocasión y muerden a boca llena, a sabiendas que en la jeta del marrano, hay dos de presa, que antes de soltar morirán en la brega. ¿ Quién caza al socaire de quién?.

La rehala es un todo donde las partes la completan. La rehala necesita punteros, perros algo más cortos y fundamental entre dos y cuatro de agarre. La rehala necesita dicha, alegría, vientos, pies, tesón, empuje, fuerza y boca. Son muchos los guarros que se matan en las rayas, porque la rehala que tiene pasión la metió en la postura. Y son muchos los guarracos que viéndose rodeados de Podenquetes no levantan ni la uña, o llegan los de boca, o el guarro se zorrea y se va. Con el inconveniente de que en su huida, puede ir abriendo perros como el que cala melones.

Que no se le olvide a nadie: El alma de la montería pura y dura que se practica en Extremadura, son las rehalas, y el disfrute del montero que esta de puesto, se lo debe al trabajo y sacrificio del perrero. Eusebio el Panadero, Antonio Camadilla, Chiqui de Bohonal, Caracoles de Serrejon, Bernardino, Toñi y Sabino de Roturas, magnificas recovas extremeñas capaces de medirse en calidad funcional, a la más pinturera de las rehalas, tenga la solera que tenga, tenga el dueño que tenga y en la sierra que San Humberto tenga a bien montar.

Señores: A LOS PERROS, PERREROS.